divendres, de juny 09, 2006

La primera misión de paz.

La primera vez que se dió algo parecido a una misión de paz fue en 1625, en un pequeño parentesis que hubo en la Guerra de los Treinta Años.

En 1624 el duque Carlo Emmanuelle I de Saboya, aliado de Francia, había declarado la guerra a la República de Genova, que estaba aliada con España. el motivo de la guerra fue la propiedad de unos pueblos que dominaban unos importantes pasos de montaña. Fue una guerra bastante inutil (como todas...). pero los "grandes poderes" aliados con los beligerantes estaban preocupados por verse arrastrados a una guerra inncesaria mientras estaban ocupados peleándose entre ellos. Así que decidieron intervenir.

España y Francia presionaron a sus respectivos aliados para que acordasen un alto al fuego y la retirada de la zona disputada. Para asegurar la paz y la seguridad de ese territorio, los españoles y los franceses convencieron al papa Urbano VIII para que enviase tropas encargadas de vigilar esa zona. Así, la paz entre Genovia y Saboya se mantuvo durante dos años, hasta que España y Francia decidieron volver a pelear.

Esta primera muestra de intervención internacional muestra rasgos similares a los de muchas operaciones de mantenimiento de la paz durante la Guerra Fría; El deseo de dos grandes países (España y Francia en este caso) de evitar verse arrastrados a una guerra les obligó a hacer algo por la paz.

Nueva era...

Tras un tiempo de silencio, creo que el blog del Graf von Dracula puede tener una nueva utilidad.

Digamoslo en breve. Takeshi me permite explicar mi vida diaria y mis reflexiones de oficina. Quizá el Graf von Dracula me ayude a tratar sobre historia y wargames.

No se pierde nada por probar, ¿no?

divendres, de febrer 24, 2006

Renovarse o morir...

No es un adios... solo es una mudanza.

Los ánimos lo piden.

http://greattonysoprano.blogspot.com/

diumenge, de febrer 19, 2006

Mi primer post con resaca en meses.

Pues sí, hay resaca de ayer por la noche. Lo malo es que solo acabé contentillo llevándome entre pecho y espalda: 2 cervezas, una pinta de Guinnes, medio litro de pomada (ginebra de Menorca con limonada), un vaso de sangría y un cubata de Ballantines con Cola. Creo que pago mis pecados de juventud.

El Doctor dijo que tendriamos una noche para recordar. Y la tuvimos. Para empezar, quedamos en un pub irlandés, ya que el Doctor quería ver el barça. Yo llegué de cenar al empezar la segunda parte, y me lo encuentro allí charlando con una turista. Se llamaba Greissler e iba con su amiga ruso-americana (on la que acabé hablando algunas palabrillas en ruso) Allon. Greissler era una morena imponente, mientras que Allon tenía el pelo castaño y era un poco más pequeñita, pero muy mona. Empezamos a charlar y en un rato el Doc estaba charlando a solas con Greiss y yo estaba con Allon y un amigo suyo. Charlábamos sobre conducción femenina, el clima y Rusia. Al cabo de un rato me giro y encuentro al Doc dandose el lote.

Un profesional sabría conseguir quedarse a solas con Allon y mirar de forzar la “chance”, desgraciadamente he perdido esa habilidad. Creo que ya ni recuerdo como se da un beso y menos el proceso previo.

En definitiva, tras una conversa con Allon sobre el marques de Sade y el sado-masoquismo nos fuimos a la Musi. Allí nos pedimos la pomada, básicamente por que estaba en un momento en que ya no me sentía humano y necesitaba alcoholizarme a saco. La anécdota llegó con una parejita sentada a nuestro lado. Habían pedido una sangría, y antes de marcharse el chico nos dijo: “¿Quereis acabaros la sangría?”. ¿Cómo ibamos a rechazar ese gentil ofrecimiento?

Luego fuimos a Enfants. La idea era pedirse allí un Red Bull, pero no estaba el horno para bollos y pasé a un Ballantines con cola. Mi regalo de “San Ballantines”.

Entre un grupo de mujeres de Enfants encontré la doble de Rosie. Nos pasamos la noche mirando, y cuando hice acopio de agallas para lanzarme…. Se fue. No pude redimir mis fantasmas del pasado.

Pasé el resto de noche con una morena que bailaba cerca de mí, pensando si le decía algo o no. Pero no dije nada. No era la persona con quien romper una mala racha de nueve meses. Llamarme selectivo, llamarme amargado. Acepto reclamaciones.

Por que con el stress del trabajo, llegan los fin de semanas en los que solo el trato con un alma gemela como la del Doctor me hace pensar que aún soy alguien. Por lo demás empiezo a sentirme como el personaje de Edward Norton en “El Club de la Lucha”. Me veo un día de estos en mi oficina, ante la máquina de café, pidiendo al Sr. De Ubrique: “Charles, hazme un favor. Pégame lo más fuerte que puedas.”

Y aquí estoy. Un artillero cansado, un niño de 24 años que se siente muy solo, un personaje de Hemmingway que sufre mirando de mantener el porte y la dignidad. Llevo tiempo pensando que he tocado fondo, pero parece que habrá algun hijo de … que tiene una pala y cava más.

En fin… Quizá esto acabe algún día.

dimecres, de febrer 15, 2006

Mi san Valentin

Cuando pienso en San Valentín, actualmente no pienso en el Día de los Enamorados.

Hoy retrocedo 6 años y recuerdo a un joven de 18 años que, con el pelo muy corto, vestido con tejanos y cargando un petate con ropa suficiente para 15 días (cuando en realidad iba a estar 5...). Mirando atrás veía a sus padres despedirse, y a una hermana que mantenía la entereza. Posteriormente supo que ella, cuando él cruzó el umbral, ella rompió a llorar como la niña que era entonces.

Ese día empecé mi servicio militar. Un 14 de febrero de 2000, mi primer San Valentín con novia, y ella a 150 kms y con el único consuelo de unas orquídeas que le había regalado su novio. Ella sufrió, pero él también.

Fueron unos primeros días muy duros. Se sentía fuera de lugar y el abatimiento caía sobre él muchas veces. La primera vez siempre duele.

Pero al final se sobrepuso. Es curioso porque el recuerdo que queda en él es bueno. A pesar de la dureza y de los problemas iniciales, él lo repetiría sin dudar.

El artillero Graf... y su pasado en el ejército.

Hablo del pasado. ¿Y el futuro? ¿Quién sabe? ¿Oficial Reservista Voluntario? Toda estirpe merece una estrella, y la mía de oficial sería la primera entre los míos.

En fin, el post es tan romántico como mi vida en general.

diumenge, de febrer 12, 2006

La Defensa Luzhin vs. El Ataque Graf...


"Una vida breve antes del ajedrez, luego los Años Perdidos", y ahora miranos. Aquí estamos".
Alexander Luzhin, en "La Defensa Luzhin" de Nabokov.
Recordando la "Defensa Luzhin" a veces pienso que uso los wargames y mi pasión por la estrategia para alienarme de los desengaños de este mundo.
Para los que no sepan de que va, "La defensa Luzhin" es una novela de Nabokov que adaptaron al cine en 2000, con John Turturro haciendo del maestro ajedrecista Luzhin. Él conoce a Natasha (una preciosa Emily Watson, si no recuerdo mal), y como es un apasionado del ajedrez decide aplicar sus conocimientos sobre ello y enfocar su ligue con Natasha como una partida de ajedrez. Movimiento tras movimiento.
No recuerdo muy bien la película. Solo que, con los años en perspectiva, soy una especie de Luzhin (lejos de su maestría, pero con la misma pasión) con los wargames. ¿Y donde me ha llevado? He seguido los movimientos necesarios para llegar al final del tablero. Este modesto peón pronto se convertirá en otra clase de ficha. Quizá no seré una torre o una Reina, pero el alfil también ha ganado muchas partidas cuando ha actuado de forma decidida y convencida.
Pero no hablábamos antes de la ficha, si no de quien la lleva. El Graf siempre ha actuado a la defensiva, esperando al enemigo. Así no puedes perder pero... ¿acaso ganas? La soledad es una buena compañera, pero a veces agobia. Quizá ya llegó el momento de decidirse a tomar la iniciativa y, usando su palabra italiana favorita, "ardire". Eso es, atreverse.
¿Acaso no está en el area de marketing de una multinacional (aunque sea como becario)? ¿Acaso acercarse a una mujer entraña el mismo peligro que aproximarse a un castillo? No es tan peligroso. Ellas no tienen artillería ni lanzan misiles contracarro Milan. Pero son maestras de la guerra psicológica. O almenos eso aparentan.
Quizá ha llegado la hora que tome la iniciativa y emprenda un movimiento decidido. Creo que ya casi he olvidado como era el genero femenino o como se daba un beso. Será cuestión de preparar algo. Leer Sun Tzu de nuevo y pensar como acabar con esta mala racha.
Señores, las fichas están en el tablero. Y, ¿Quien era? Pushkin, el Duelista Condenado. "Empecemos, cuando le plazca".
"Sangrada Trobar" de In Extremo.

dimarts, de gener 31, 2006

Acabaron los exámenes.

Pues eso, se acaban los exámenes. Y creo que me llevo dos regalitos para julio: mates financieras y Dirección Financiera. Tengo la cabeza como un bombo después de asimilar todos los conceptos necesarios para entender las prácticas y creo que eso ha repercutido en los resultados.
En fin... creo que ya huelo el papel del título.
Este fin de semana volví a encontrarme con Yosefinne. Hacía dos años que no nos veíamos y se sorprendió al verme trajeado (al fin y al cabo venía de una comida de empresa en el restaurante "Agua" del Port Olímpic de Barna). La cerveza que habíamos quedado en tomar se convirtió en una cena en un restaurante chino. Me lo pasé muy bien (no malpenséis, no pasó nada...) disfrutando de su conversación y sus bromas. Comentamos la série "Roma" y la actualidad (al fin y al cabo ella trabaja en la Generalitat). Salí animado. Si una mujer, con la que he entablado dos relaciones y ambas han terminado en cajas destempladas, quiere seguir charlando conmigo será que soy menos odioso de lo que pienso.
El sábado quedé con el Doctor para ver "Munich". La película está bien. Me encantó la recreación del raid a los cuarteles de Setiembre Negro por parte del "Sayeret Matkal" (fuerzas especiales) israelíes. Eso sí, hay escenas finales que no me acaban de gustar. Pese a eso le doy buena nota y me alegra que tenga nominaciones al Oscar. Eso sí, en lo referente a farra preferí no salir. Llovía y hacía frio.
Lo que me ha conmocionado estos días es la muerte de Aaron. Él es un chico que fue a mi escuela y que murió en Cornellá en un altercado. Un coche le pasó por encima dos veces. Ha sido duro charlar y dar ánimos a sus padres, a la vez que los mios se ponen melancólicos al ver que un chico de mi edad muere por esas circunstancias. Miro de recordarles que tengo una estrella que me da suerte. Espero que me crean.
Escuchando... "Keine Lust" de Rammstein.

dijous, de gener 26, 2006

Todo empieza como siempre

Todo empieza como siempre. Llega el momento en que ella envía el mensaje diciendo: “A ver cuando quedamos para tomar una cerveza y explicarnos nuestras vidas”. Y uno siempre la pifiaba diciendo: “Cuando te vaya bien me llamas”.

Mal... muy mal. El enemigo huye y no hay batalla. Te quedas como Napoleón en Rusia. No hay la batalla que tu quieres, solo aquella que ella quiere. Tiene la iniciativa, y cuando una mujer tiene la iniciativa... tiembla. Como diría el coronel de Rambo: “Dios tendría piedad, ella no”.

Sabiendo que no tienes nada a perder sigues enviando mensajes. Quizá no con intenciones ofensivas si no básicamente para enseñar el pabellón. Como todo ya parece perdido ya no importa arriesgarse. No hope, no fear. En principio ella se bate a la manera rusa, ignorándote. Hasta que das en el momento adecuado y todo vuelve a empezar con el: “A ver cuando quedamos para tomar una cerveza y explicarnos nuestras vidas”.

Pero uno ha aprendido de los errores del pasado. La vaguedad es mala, así que ya empiezas proponiendo día. Y se produce un intercambio de sms con el persistente tonteo de siempre. Esperas unos días, por que ella te ha dicho que si le va bien te dirá algo.

Y la paciencia cobra dividendos cuando parece que el día queda prefijado. Apuras las horas pensando en si haces lo que debes o no. Ya no te haces esperanzas. La pasión del pasado quizá quedó, pero el amor no. Solo rezas para que no le dé una gripe súbita o que llegue demasiado tarde.

En fin... en otro orden de cosas, la vida en la oficina sigue igual de activa. Los ratos muertos son bien aprovechados haciendo divagaciones y disquisiciones. Miro de estudiar Mates financieras, pero creo que la dejaré. No puedo concentrarme con tanto trajín, y el fin de semana ya me lo he organizado. Siempre quedará julio para recuperar esta asignatura y el bonus que venga.
En fin... mañana será otro día.
Escuchando.... "Opium" de Moonspell